martes, 6 de marzo de 2012

Subsur



Cuando inventaron lo sur,
el fetén sur,
ya habíamos muerto unos cuantos, 
ya era tarde para nacer libres de culpa,
ya no tenían remedio tantos dones.              

Algunos no llegamos siquiera
a subir a los carros
que llevaban al sur.

Otros se dieron prisa
en comprar la patente del entuerto.    

A todos nos ha tocado izar
penumbras y alambradas.

La gente buena sigue
esperando noticias de sí misma.

Funcione o no,
                                   sucede
que en todas partes alguien
está inventando un sur.