miércoles, 11 de julio de 2012

Etemenanki


Pieter Bruegel el Viejo. La pequeña torre de Babel (1563)

La altura es potestad
nunca ejercida lo bastante. Arriba
es difícil hablar de lo que importa
a todos, tender manos
que ayuden a existir
a quienes van tocados por el vértigo.
Acaso debería
bastar con que la dicha no anidara
más alto que los ojos;
pero no, siempre hay alguien
que hace de una escalera de color
la última palabra.
Por eso es tan difícil
conformarse con ser a ras de mundo.

                                                             ("Fundamentos portátiles", 2006)