miércoles, 19 de junio de 2013

Ideario

Una vez tuve una, sí: una idea.

La guardé en una caja de cartón
a la que hice agujeros. (Mi afición
viene de entonces).

                       No es la panacea
universal que cura lo que sea;
mas sí, un placebo para la razón
que habita en la palabra corazón
y, desde dentro de ella, agujerea
mi torácica caja.

                                          El ideario
de alguien como yo consta de tres
irrefutables y hondos desafueros,
que son:
                        decir lo mismo y lo contrario,
                                    escribirlo al derecho y al revés,
                                               y respirar por sendos agujeros.

                                                              ("Amagos & impromptus. Vélez Málaga, 2011)

domingo, 2 de junio de 2013

Omnipresencias mundanas


Hay seres que se mueven
como todos los vientos:

están por todas partes
y, a todas horas, van
de toda causa en pos.

Versátiles, ubicuos,
infatigables seres.

Nada en particular
los distingue del ser
que se han creído,
del dios que creen ser.