jueves, 26 de noviembre de 2015

Gente del libro
















Retahíla y trasunto bibliográficos

“Las aguas del Edén”, según A. Kaplan.
“Muhammad en la Biblia”, de Badawi.
“El método midrásico y la exégesis
del Nuevo Testamento”, de A. del Agua.
“Birth control in Jewish law”, de Feldman.
“León el Africano”, “Samarcanda”
y “Las cruzadas vistas por los árabes”,
firmadas las tres obras por Maalouf.     
Everyman’s Talmud”, guía de Cohen.
“Satan” (de Chafer) y “Abba” (Jeremías).
“Logia et Agrapha Domini... (etcétera),
a cargo del Sr. Asín Palacios.
“The canon of the scripture” y “La espístola
a los hebreos”, dos libros de Bruce.
“A través del Islam”, por Ibn Battuta.
“The legend of the Baal-Shem”, de Buber.
“Crónicas sarracinas” (Goytisolo).
Los dieciocho relatos de “El Aleph”,
por obra y gracia de Jorge Luis Borges.
El Hadith. El Zohar. Los Evangelios.
¿Se precisaron todos esos libros
para desencontrarse nuestras almas?

("Risalat", Lepe. Huelva. 2003)

domingo, 15 de noviembre de 2015

Grandes rasgos


















El mundo  a grandes rasgos tiene mucho de jaula de las fieras.

Enormes ceniceros
-cariátides de templos comerciales-
exhuman el gerundio del verbo expectorar,
y el alma se refleja
-más ajuar que ectoplasma-
por los escaparates.

Alguien que se ha extraviado
discute de adeenes con amebas
y estantiguas de amor.

Las agujas padecen desviaciones.

No está claro el imperio
(es una sensación de ir a ninguna parte
todos juntos y solos).

Pocos llevan consigo su pregunta.

El ojo izquierdo escruta entre las nubes
y el derecho en las vísceras
bursátiles (se teme
que fluctúen los cielos medio punto
y quiebre la ilusión).                                                        

La lista de los libros más leídos
-o más manoseados-
tiene visos de cisma entre alcahuetes.

A golpe de teclado
el monódico globo se desinfla,
expende el logotipo
de su ideal aldea.

Grecia no es sólo Lesbos,
no toda Partenón.

He aquí un grave problema del estatus
reneandertalizado:
su estrechez demográfica.
(Ciconiforme versus Torre Eiffel).

What crisis?
                       
Todo ha sido un desajuste
cultural del deseo,
una memez carnal
entre ablación y sexo de pantalla.

Acaban de subir los carburantes.

La sífilis del alma                                                  
ciaboga en internet.

El onanismo es la tarifa plana
de la misantropía.

No hay fiestas de guardar.

Aun así, condolencias,
porcentajes exiguos
de caridad, repulsa
en pegatinas postulantes.
                                              
No,
tampoco en estos versos cabe un grano
de acendrada incoherencia: pura fe.


                                ("A ras de mundo". Vitoria, 2004) 

sábado, 31 de octubre de 2015

Las simples cosas












https://www.youtube.com/watch?v=Potimp3kSuM

Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas,
lo mismo que un árbol que en tiempo de otoño se queda sin hojas.
Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas,
esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida,
y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.

Demórate aquí, en la luz mayor de este mediodía,
donde encontrarás con el pan al sol la mesa tendida.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.

"Canción de las simples cosas" (Letra: Armando Tejada Gómez. Música: César Isella)

lunes, 26 de octubre de 2015

Quid pro quo













Mamoneos poéticos

¡Qué de dantes pedantescos
en las salas de lactancia!

¿De jactancia?

De ir a dar de mamar.
A mamar.


lunes, 12 de octubre de 2015

Talleres literarios













Sabes que soy reacio
a gregarios dispendios,
que no sabría decir
“voy contigo al taller” sin esbozar
ese rictus malevo
que tanto te disgusta.

No, si tienes razón:
la expresión es fetén
y está documentada;
pero no me resisto a sonreír
pensando que han pinchado cuatro esdrújulas
en un mismo poema,
o que a la metonimia
le hace falta una buena puesta a punto.

"El que cuenta las sílabas". Ed. Denes. 2008

miércoles, 7 de octubre de 2015

"La vida me aclaró los libros"



Solamente quien es capaz de lo peor puede ser autor de lo mejor. Y lo peor no está en un extremo ni lo mejor es lo perfecto. Y es precisamente ese rasgo indefinido, esa escora, esa expectante búsqueda, esa herida no acabada de cauterizar, lo que mejora y humaniza los textos. Y también la vida; aunque, como a Adriano (o Marguerite), a posteriori, la vida nos aclare los libros.

viernes, 2 de octubre de 2015

Lecciones, las justas















Cualquiera, en un histriónico arrebato de dignidad o autoridad, ¡vaya usted a saber cuál fuera la carencia o el complejo!, en vez de intentar salvarla o vadearla, ha zanjado alguna vez la brecha de la interlocución, que ya era un manifiesto abismo racional, incluso meramente lingüístico (valgan todas las redundancias, sea cual sea su calado), con la tan consabida como limitante expresión: "Lecciones, las justas". Cada vez que la escucho, que, en el contexto de la política y de sus manoseos y mamoneos teleabusivos,  es a diario, pienso que semejante frase, por prepotente, taxativa y burda, forzosamente ha de proceder de un manual de preparación rápida para el escaqueo de responsabilidades, no de un libro de texto revisado y aprobado por doctas y excelentes dignidades o autoridades docentes, salvo que se trate de una edición 2.0 de educación para la villanía o formación del espíritu irracional tuitero. Porque es que se nota mogollón. Sí, señorías, se nota mazo que fueron las justas, pero no las suficientes ni las necesarias. Y no consuela el que por cátedras y otras cavernas de humanismos o intelectualidades resuene el mismo cantar.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Oda beoda













Dichosa tú,
que halagas y empalagas
a quien soy en el fondo,
como el vermú a la sola
aceituna;

que, igual que el vino,
al paladar más solo
das la razón,
su tánica impostura;

que, aguardentosa y nidia,
el enhiesto reptil
de una culpa amortajas.

Oh, sí, dichosa tú,
maldita, alambicada,
fiel, desabastecida
y beoda sed mía,
por hacer que mi alma
cante y se tambalee.

"Fundamentos portátiles". 2006

jueves, 3 de septiembre de 2015

Contra la nada


















Fuerza eólica

Como enjuga el solano
las sábanas tendidas
en las jarcias de luz de una azotea.
Y también, como el ábrego acarrea
las nubes en sus idas y venidas.
O con esa dulzura
con que el favonio roza las amuras
del mundo. Y al contrario,
con visos de adversario,
de súbita galerna desatada.
Así soplas en mi alma, en la entretela
de mi existir. Así empujas mi vela.
Así rolas, amor, contra la nada.

                                   
                                   "Rendezvous". Ed. Aguaclara. Alicante, 2014
                                   Foto: Bullit Márquez/AP

miércoles, 19 de agosto de 2015

"Y ven conmigo a buscarla"


















No sé si la verdad nos hará libres, o a unos sí y a otros no, o a unos más que a otros. En verdad, la verdad va por libre. Y se la refanfinfla que se la busque o que se crea en ella, o que no. Y también, la verdad tiene una hermana melliza que se gana la vida con sus partes: la puta verdad. Y ésta, obvia y literalmente, es la que jode. Y la que callejea, más cruda que desnuda. Y se sabe las verdades del putero, ya venga en barca, ya en coche oficial. Y no, no es gratis.  Siempre hay un precio o un desprecio. Es la pura verdad.

lunes, 3 de agosto de 2015

Una rosa es una rosa












Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria.
                                                                                           Antoine de Saint-Exupéry

Quesquesé... Pese a Rilke, Juan Ramón y tantos otros, y pese a las rosas contradictorias y las intactas, una sobredosis de idealización nos convierte a los poetas en insaciables coprófagos. A veces nos damos cuenta. A veces tampoco. Y, en cualquier caso, lo escribimos. Se merdé.

domingo, 2 de agosto de 2015

Tipos de letras










Las cotas de corrupción, necedad y estupidez que se registran en el ejercicio de la actividad literaria no son superiores a las que se alcanzan en cualquier otro ámbito de actuación del ser humano, aunque jueguen en contra de esta percepción la minuciosidad y la perseverancia de los escritores. 

lunes, 13 de julio de 2015

Pura prisa












You only live once,
but if you do it right, once is enough.
Mae West

Me visto muy despacio. Tengo prisa,
mas solo pura prisa, sin urgencia.
Prisa sin más pretexto ni incumbencia
que estrenar cada día esta camisa
de inusitada fuerza, esta sonrisa
que se abrocha a la espalda, esta consciencia
de que una vez, solo una, mi existencia
comparece ante el mundo de esta guisa.
Me visto muy despacio, pues me gusta
sentir cada botón, cada tejido,
cada corbata y sus posibles nudos.
Tengo prisa, sin más, la prisa justa
para lucir de sobra lo vivido
antes que se me acaben los desnudos.

("La vida misma". Madrid, 2014)

viernes, 26 de junio de 2015

Nel mezzo del cammin, más adelante


















Nada más

Emocionándonos con cualquier cosa.
Con la palabra que nos encuentra
en un claro de la selva oscura
después de tantos años y añusgos profiriéndola.
O con la sapidez de las raíces de la achicoria
hirviendo contra el frío y las carestías
minutos antes de las tres en punto de las madrugadas.
O, precisamente, con el fugaz ángulo recto
que forman -a esa hora- dos maneras distintas
de existir y avanzar en el mismo sentido,
dos desiguales sombras del instante.

Emocionándonos por todo.
Por la primera vez de claudicar
el abdomen de una palabra
escuálida y hambrienta, cuyo acento
es punzada de luz que recae en la sangre.
Y por la sangre devenida en música y viceversa.
Y por cierta perplejidad
ante cierta barbarie contraída hace tiempo,
pero no tanto como para haberla condonado.
Y por el vicio sepia
de visionar esdrújulas, escrúpulos y metáforas.
Y por el fetichismo abstracto
de manosear los pantis negros de la culpa.
Y por la celebración -a altas horas- de las derrotas.
Y por algo tan vulgarmente prodigioso como la vida.
Y también por algo tan prodigiosamente vulgar
como tratar de comprenderla.

Emocionándonos con todo, por todo. Nada más.

("La vida que esperábamos". Navia, Asturias, 2014)

martes, 16 de junio de 2015

Mínimos comunes














No te esfuerces en ser distinto.
Ya lo son los demás.

"Bisontes en la cueva de la voz". Col. Leonor. Soria, 2010

lunes, 8 de junio de 2015

eu que não sei o que sou
















Não sou nada.
Nunca serei nada.
Não posso querer ser nada.
À parte isso, tenho em mim todos os sonhos do mundo.

………………..

Sempre uma coisa defronte da outra,
Sempre uma coisa tão inútil como a outra,
Sempre o impossível tão estúpido como o real,
Sempre o mistério do fundo tão certo como o sono de mistério da superfície,
Sempre isto ou sempre outra coisa ou nem uma coisa nem outra.


(Dos fragmentos de "Tabacaria", Álvaro de Campos. 15-1-1928)

viernes, 15 de mayo de 2015

Aznalcóllar remake













Sobre modernas ciencias aplicadas

La ecología es el eco
producido por el estruendo
con que el capitalismo destruye el mundo.
Pues, independientemente de lo que diga la Universidad,
la ecología mas que una ciencia es
un discreto velo, un ungüento lubricante y,
en el mejor de los casos,
una aspirina científico-técnica.
De su validez y eficacia puede decirse
que mientras la destrucción capitalista
siga produciendo ganancias a los dueños del mundo
y sea más importante que la conservación ambiental,
la única posibilidad de ser importante
que tiene la ecología
es seguir siendo un negocio.

                                                                                                 Roque Dalton