martes, 2 de febrero de 2016

Tempus fugit













                     (Niño jugando en la playa de Valencia. Joaquín Sorolla)


contemplamos la arena
con descalzas miradas profanamos del tiempo
la implacable textura
                                       
contemplando la arena
la codicia nos vence de su imagen dorada     
y en los puños tomamos
este lítico polen    
esta altura insepulta
de montaña derruida

nos desnuda la arena
y a su piel nos convoca  
en su rasa estatura de disperso prodigio

ya supinos miramos al ocelado espacio 
y un vértigo sentimos de luz cronometrada

("Vulnerable a la luz". Col. Provincia. León, 2007)