martes, 28 de marzo de 2017

Naturaleza viva














Vivir tiene sus propios argumentos,
no es síntoma de nada que no sea
ir cada cual, durante su marea,
capeando los fatales pensamientos.
No hay placebos ni antídotos ni ungüentos
para la vida, cuando amarillea
y confiesa que no tiene ni idea
de si dará en la mar o si en los vientos.
Vivir es no saciarse de la vida.
Y hay que llevar la nave abastecida
por si la muerte fuera un intermedio;
pues de ilusión también se sobrevive
y nada es más vital que ser proclive
a que la vida no tenga remedio.

"Recado de existir". Zafra, 2009


miércoles, 22 de marzo de 2017

Un poema de José Manuel Martín Portales













Ilustración: Rosa María Chacón


Y demos al Estado, se dijo aquella tarde, sangre y fuerza interior
para que el bienestar de los súbditos no se vea mancillado,
para que nunca más el esclavo sospeche que sigue siendo esclavo:
bueno ha de ser, no queda otra, creemos la estructura dentro de la estructura,
y asi estaremos todos dentro unos de otros ya para siempre.
Hágase, pues, como se pueda, pero hágase: y así, la economía.
Pero que no se trate del trueque, ni del cambio, ni de lo compartido, repartido,
dispuesto, preparado, prorrateado… No. Para ser eficaz ha de tratarse de la usura,
del robo, del hambre, del negocio, de la desfachatez, del cinismo, del miedo…
esto sí que ha salido mejor de lo previsto, se dijo, esta estructura
sí que merece ser la diosa del futuro, la que en un santiamén
haga de todos los estados un solo estado, quiero decir, lo fáctico perfecto, 
el padre, la verdad, la razón, el poder, el bien, el mal, el cosmos, el milagro.

José Manuel Martín Portales 
"Última alambrada". Colección Leonor. Soria, 2016